top of page

11 cabeceras sorprendentes hechas con objetos reciclados


Si el dormitorio es el lugar donde nacen los sueños, ¿por qué no materializarlos con una cabecera de cama exclusiva? Inspírate en estas.

¿Conoces el fenómeno upcycling? Es un movimiento que reacciona contra el usar y tirar y propone dar nuevas funciones a piezas que iban a desecharse. Lo mejor de esta iniciativa es que ha favorecido un sinfín de ideas de reciclaje creativo, dando una utilidad totalmente distinta a elementos a priori inservibles. Seleccionamos 11 propuestas imaginativas con las que crear cabeceros personales. Inspírate y transforma residuos en el objeto que más destaque en tu dormitorio.

Si quieres emplear como cabecero de cama dos puertas antiguas de gran altura, ensámblalas. Aquí, el toque decorativo se lo da la pátina decapada en blanco, que permite que las piezas se integren a la perfección en este dormitorio de estilo romántico. Además, se conservan los herrajes destacando así el pasado de las piezas.

La solución de usar un biombo a modo de cabecero resulta muy acertada; sobre todo teniendo en cuenta que el separador de ambientes mantiene el mismo diseño, consiguiendo una perfecta armonía. En concreto, se emplean paneles de madera tallada, aunque valdría igual en diseños de cañas de bambú, biombos japoneses con papel de arroz, metálicos…

Un colorido kilim a rayas regala una atmósfera alegre a este dormitorio. Estas alfombras orientales de tejidos planos colocadas en la pared son perfectas porque, además de su componente decorativo, sirven para dar calidez al muro.

En este dormitorio juvenil priman los elementos upcycling. En el caso del cabecero, los extremos de unas bovinas industriales de diferente diámetro unidos por cuerdas hacen las veces de cabecero. Por otra parte, bajo la cama una vieja caja de madera con ruedas hace de cajón.

​Los palets están de moda: son tan versátiles que pueden conformar mesas o, como en este caso, un cabecero de aspecto industrial. Solo debes tener una precaución: es conveniente aplicar algún producto fungicida antes de instalarlo en la habitación, especialmente si has recogido los palets de un contenedor o han estado a la intemperie.

Si no sabes qué hacer con unas contraventanas o una valla de jardín en buen estado, siempre puedes aprovecharlas instalándolas sobre la cama. Remata el aire rústico de tu dormitorio con unas hojas para ofrecer una nota campestre y natural.

​Cualquier consola

puede sustituir al típico cabecero y, además, permitir que se pueda prescindir de las mesitas de noche. Es lo que ocurre aquí. El conjunto se remata con una rama de la que caen unos visillos blancos que confieren un toque teatral a la estancia.

​Unos viejos remos le aportarán al dormitorio un aire náutico. Las diferentes palas, a las que se les ha dado un acabado distinto, se superponen creando una composición escultórica. Y si tu pasión en lugar del mar es el ciclismo, piensa en reunir varias ruedas de bicicleta, el conjunto también quedará espectacular.

En ambientes repletos de antigüedades o piezas de almoneda, decántate por realizar un cabecero a base de las estacas de madera de una valla. Es una idea original que, además, conservará la esencia clásica el espacio.

​Los paneles tapizados de un sofá en desuso, por ejemplo, pueden emplearse como un cabecero elegante y muy acogedor. En realidad, solo tendrás que idear un buen sistema de fijación y ya tendrás lista una solución tan económica como eficaz.

Usa el marco de un cuadro y coloca un corcho en el que colgar todo tipo de elementos decorativos. También puedes forrar una parte con un tejido que te guste y combine con la ropa de cama. En este caso, el marco al pan de oro crea un resultado brillante. CUÉNTANOS ¿Te gusta reciclar objetos? ¿Los usas como elementos decorativos? Explícanos cómo lo haces. ¡Nos interesa mucho!

199 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page