top of page

Decoración: 7 recibidores para dar la bienvenida al verano


No te pierdas estas propuestas inspiradas en la estación más relajada y luminosa del año para una casa en la playa, el campo o urbana.

Por fin llegó el verano. Para darle la bienvenida que se merece, nada mejor que hacerlo desde el mismo recibidor de casa. Y es que esta zona de paso, a menudo relegada a un segundo plano en el conjunto del hogar, es la encargada de transmitir la esencia del mismo nada más entrar por la puerta. Estas propuestas darán un toque veraniego a tu casa de vacaciones, ya esté en la playa o en el campo, pudiéndose adaptar incluso algunas de ellas a viviendas habituales.

​​Náutico chic. ¿Eres de los que oye la palabra verano y piensa automáticamente en rayas marineras y conchas? Sin duda, el estilo náutico es un clásico en esta estación, sobre todo si vivimos en una zona costera. Pero, ¿qué tal si lo depuramos un poco para darle un toque de elegancia? Limita los estampados a rayas a un simple detalle, como los cojines del banco de forja de la imagen, y sustituye las caracolas y estrellas de mar, más propias de tiendas de souvenirs, por ramas o piedras erosionadas por la acción de las olas. Si combinas estos humildes elementos naturales con piezas más sofisticadas crearás un conjunto fresco al tiempo que elegante y cosmopolita.

​Aires surferos. Una variante más desenfada de la decoración náutica es el estilo surfero con tintes vintage. Los acabados coloristas y llenos de vida, los estampados playeros y los carteles recuperados con mensajes o señalizaciones son las claves de esta propuesta. Colores como el vibrante amarillo imperante en este recibidor crean un marco luminoso en el que todo cabe: desde una selección de velas y farolillos hasta unas grandes cestas en las que tener las toallas guardadas y siempre a punto para un rato de playa.

Vamos a la playa. Perfecto para una casa de verano pero también para una vivienda en cualquier otra parte, con un diseño así puedes hacer que tu recibidor se vaya de vacaciones con solo disponer los complementos adecuados. Sustituye bufandas y gorros por una selección de sombreros de paja y viste la colchoneta del banco con una esterilla o un pareo. Una sencilla balda a cierta altura ofrecerá un espacio muy útil para tener a mano la bolsa para la playa o la piscina. Incluso puedes convertir las toallas en elementos decorativos, generando un efecto desenfadado pero muy chic.

​Taquilla de piscina. Que sea una zona de paso no quiere decir que el recibidor no pueda cumplir con una serie de funciones prácticas en casa. Un equipamiento adecuado nos permitirá tener siempre en orden los abrigos y complementos en invierno, mientras que en verano puede convertirse en una improvisada taquilla de piscina. Este mueble, pintado en un acertado todo añil, resulta especialmente adecuado ya que ofrece suficiente espacio para guardar los objetos personales, mientras que los colgadores de la izquierda tienen capacidad para un buen número de bolsas. Toma nota del detalle de la cesta, ideal para dejar las toallas usadas al entrar en casa.

Country chic. ¿Eres más de campo? Recupera el encanto de las casas rústicas con una pieza singular como este banco antiguo, que no solo se convierte en centro de atención del recibidor sino que ofrece un cómodo asiento para descansar al fresco en la temporada de puertas abiertas por excelencia. Los colores neutros, como el blanco roto, el beige, el piedra o el arena, son los que mejor combinan con la madera envejecida, al tiempo que dan un aire depurado al conjunto. Por el contrario, si quieres acentuar el estilo tradicional del espacio, elige un estampado floral o unos cuadros Vichy. Decoración para principiantes: Guía rápida para diseñar la entrada

Un verano en la Provenza. La luminosidad del blanco propio de este estilo lo hace adecuado para todo tipo de entornos, desde una casa de campo hasta un piso urbano. En el recibidor, esta cualidad resulta especialmente práctica ya que permite crear entornos frescos que desprendan amplitud, sobre todo si se combina con tonos pastel en las paredes y los complementos. Una alfombra de fibras vegetales, un ramo de lavanda y unos cubos de zinc bastan para darle un aire estival de este estilo al espacio.

Con vistas. ¿Tu recibidor no puede albergar nada más que una consola o un banco? Dale profundidad visual con un mural fotográfico y, de paso, recupera los recuerdos de esas inolvidables vacaciones o sueña con las próximas. La impresión digital permite la reproducción de todo tipo de imágenes a la medida deseada y la presentación de los murales en tiras como las del papel pintado convencional simplifica su colocación. Bienvenido a casa: Ideas para decorar un recibidor ¿Y TÚ? ¿Con cuál de estos estilos te quedas? Cuéntanoslo en la sección de comentarios.


42 visualizaciones0 comentarios
bottom of page